Tuki, el perrito que venció al Covid-19

Tuki es un bulldog francés de dos años y cuatro meses de edad y es uno de los pocos casos registrados en México de mascotas con Covid-19. Este viernes 21 de mayo Tuki fue sometido a su segunda prueba para comprobar si ya ha superado por completo la infección causada por el virus SARS-CoV-2.

Gabriela, la humana de Tuki, contó a Excélsior cómo fue que su animal de compañía contrajo la enfermedad que ha cambiado la cotidianidad del mundo durante el último año y medio.

“Tuve un caso positivo en mi casa, justamente fue mi novio, Tuki vive con nosotros, cuando Alberto se enfermó yo me fui a casa de mis papás porque estoy embarazada, pero Tuki si se dormía con él y fue así cómo se contagió mi perro”.

Fue a la semana de la enfermedad de Alberto cuando Tuki mostró síntomas de malestar respiratorio.

“Empezó con mucho moquito y escuchábamos como que le faltaba el aire, así que decidí llevarlo a la clínica a ver si tenía ‘gripa’ o algo así, los bulldog francés son súper enfermizos y le platiqué al doctor que había tenido un caso positivo en mi casa y fue justo cuando le hicieron la prueba”.

Tuki fue atendido en la Clínica Veterinaria del Bosque en Naucalpan Estado de México, su director Ernesto Ávila compartió los detalles de la detección del virus en Tuki, no sin antes recalcar que los casos de Covid-19 en animales de compañía son muy escasos en México y el mundo y que hasta el momento no hay evidencia que muestre un riesgo de contagio de los gatos o perros hacia los humanos.

“Los primeros comenzaron a detectarse al inicio de la pandemia en Hong Kong, en Bruselas Bélgica, en Nueva York; incluso un tigre, o sea no nada más han sido perros, también han sido gatos, el tigre que te comento, e incluso en Dinamarca se sacrificaron varios cientos de miles de visones por este tema”, comentó Ávila.

De acuerdo a la Asociación Mundial de Veterinarios de Animales Pequeños, WSAVA por su siglas en inglés, hasta febrero de 2020 habían detectado a nivel mundial menos de 200 casos positivos en animales pequeños de compañía, de esos 96 eran gatos y 77 perros y un hurón en Eslovenia. De acuerdo al informe la mayoría de dichos animales estuvieron en contacto con al menos una persona enferma de Covid-19.

Lo mas leido...
Morena prohibiría este cortometraje; afortunadamente existe la libertad de expresión

Al saber que uno de los humanos que convive con Tuki había estado contagiado por el virus SARS-CoV-2, el médico veterinario David Víctor González decidió hacer una prueba de coronavirus canino, hay que recordar que antes del actual ya había otros tipos de coronavirus en humanos y otras especies como perros y gatos. La prueba salió positiva y entonces decidieron correr una prueba de Covid-19, la cual también resultó positiva.

En abril de 2020 la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) a través del Servicio Nacional De Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) emitió una serie de recomendaciones y protocolos para la detección de posibles casos de Covid-19 en animales expuestos a personas contagiadas.

“En el supuesto de que los médicos veterinarios tengan sospecha de un contagio a animales por COVID-19 deben notificar al Senasica, a través de la Comisión México Estados para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras enfermedades exóticas de los Animales (CPA)”, decía el comunicado. Dicho protocolo fue seguido al pie de la letra por los veterinarios de Tuki.

“Vino gente del Senasica, ellos como autoridad toman la muestra, ellos se la llevan, la empaquetan, la procesan en el laboratorio del CPA (Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales) del Gobierno Federal y ellos nos reportan el resultado”, relató el doctor Ávila.

A nivel nacional hasta diciembre de 2020 se habían detectado cuatro casos positivos, todos en perros, de acuerdo a un informe presentado por SADER y Senasica. Excélsior solicitó la actualización de dichos datos para saber si ya se tenía contabilizado el padecimiento de Tuki y se hubieran sumado otros más entre enero y mayo de 2021, hasta el cierre de edición SADER no había respondido a la solicitud de información.

Lo mas leido...
"Home office" se hace oficial para burócratas hasta el 30 de julio

A Tuki le recetaron antibióticos “porque sabemos que las enfermedades virales posteriormente cuando hay inmunosupresión pueden cursar con enfermedades bacterianas”, puntualizó Ávila; y también con factores de transferencia:

“Un factor de transferencia es nuestra primera línea de batalla, es una citocina que va a ayudar a que el sistema inmunocompetente se modere y comience a defenderse por sí mismo”, explicó el director de la clínica.

Tuki no tuvo complicaciones muy serias, fue a su primera cita el jueves seis de mayo y este viernes 21 Excélsior atestiguó tres pruebas que le practicaron, una rápida de anticuerpos; una de antígenos en la que ya dio negativo a Covid-19 y la extracción de una muestra de sangre con la cual el CPA de Senasica hará una prueba PCR para hacer oficial que Tuki ya libró el coronavirus.

Aunque el doctor Ávila insistió en que los casos de Covid-19 son muy raros en los animales de compañía, llamó a quienes estén contagiados por el virus a estar atentos a los síntomas de sus mascotas y ante cualquier duda acudir con su veterinaria o veterinario de confianza.

Pero no recomienda cambiar la convivencia con las mascotas y mucho menos abandonarlas por temores infundados de que sean focos de contagio.

“En el mes de enero se fundó la Asociación Mexicana de Hospitales Veterinarios, hoy son 160 hospitales a nivel nacional, yo le sugiero a la gente que busque en las páginas esta Asociación y seguramente todos están empapados con el tema Covid para poder atender a sus mascotas”.

 

Con información de Excelsior.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search